20 de Marzo, Día Internacional de la Narración Oral: Transformaciones

Este año lo celebro en casa

DSC_2841

Hoy, 20 de marzo, es el día Internacional de la Narración oral. En más de 20 países se festeja el acto de contar historias a viva voz. Hoy es mi día y el de todos los que amamos los cuentos.

En años anteriores, a estas alturas, he estado inmersa en la organización y disfrute del Festival de Narración oral Encuentracuentos junto a tres fantásticos compañeros, Laura Escuela, Diego González y Fabio González. Este mes de marzo nos hemos tomado un descanso para retomar en 2018  con más ilusión, si cabe, esta fiesta de la palabra dicha. Muchos de nuestros compañeros de profesión, seguidores y participantes del Festival de chicharrero en ediciones anteriores, nos han hecho saber que echan de menos este año es espacio de encuentro y cuento.  Así que, por iniciativa de la narradora Mon Peraza, muchos de mis compañeros y compañeras de la Asociación Canaria de Narración oral, TAGORAL, se reunirán esta tarde en el Parque García Sanabria de Santa Cruz, para brindar historias a todo el que se acerque a escuchar.

IMG-20170317-WA0022

El tema de 2017, para el Día Internacional de la Narración oral, es Trasformaciones y en esta ocasión, me siento más identificada que nunca. Hoy, el lugar en el que he vivido durante casi nueve años, se transforma,  cambia y lo observo con melancolía, aunque con cariño. A mí este año la fiesta me ha cogido en pleno proceso de mudanza, por lo que me toca celebrarlo en casa. Esta noche cantaré y contaré con mi familia en mi nuevo hogar, entre cajas y muebles por armar.

Con el cambio de residencia no sólo se trasladan los bienes materiales, también las historias de vida tatuadas en el alma… La casa que dejo atrás me ha visto casarme, capear temporales, hacer realidad sueños y crecer mi a hijo Noah, no sólo en centímetros, también en el amor por los cuentos. Dentro de unos años le contaré cómo era nuestra vida en ese piso de tres colores, con arco-iris en el techo los días impares, con paredes sustentadas por nuestras risas, nuestros abrazos y nuestra pasión por los libros.

 ¡Que viva los cuentos y los que los cuentan!

BEBECUENTOS, MUCHO MÁS QUE OCIO

Una ventana a la intimidad

retrato-elsa

Los Bebecuentos son mucho más que sesiones de cuentos para bebés. Hoy, en lugar de hablar de su gran valor cultural y pedagógico, prefiero detenerme en su valor social y emocional.

Con mi experiencia he podido comprobar que participar en las sesiones de cuentos para bebés se convierte en mucho más que una actividad de ocio y se revela como una oportunidad para socializar y compartir con otras familias. No sólo se comparte durante, sino sobre todo antes y después.

Antes del Bebecuentos las familias esperan en una antesala que suele ser la Bebeteca.  Durante este rato no suelen relacionarse con otras familias, sino que aprovechan para compartir libros y lectura con sus pequeños, casi con la misma relajación e intimidad con la que están en el salón de su casa. Sin embargo, después de la sesión, tras contar, cantar, reír y achuchar al bebé, se produce el encuentro entre las diferentes familias asistentes. En este espacio de convivencia intercambian opiniones y preocupaciones, comunican  sus necesidades e intereses. Por lo general, se enfrascan tanto en la conversación, que tengo que apresurarlos para que abandonen la sala.  Se sienten tan cómodos que charlan mientras dan teta, compota o cambian pañales olvidando que están en una Biblioteca.

Conmigo todo cambia también tras la sesión. La confianza y la complicidad creada con los cuentos, los cantos, los poemas y los juegos, dan paso al contacto físico y al diálogo. Me sorprendo, en muchas ocasiones, más cerca de mi parte maternal que de la profesional, sosteniendo a sus bebés en brazos o contando anécdotas de mi familia: lo que leemos, dónde compré aquel objeto, lo que me vino bien para afrontar las perretas… Nos convertimos en mucho más que amigos, se interesan por mi salud, por si descanso, por mi pequeño Noah y por mi marido, e incluso me traen dulces o regalos.

Y después del Bebecuentos, en el silencio del hogar, me abren una ventana a su intimidad y me describen lo que hacen en casa. Me cuentan que sus bebés me imitan y les cuentan cuentos a sus muñecos, que repiten las canciones, que me recuerdan por mi nombre: “Isabeeel”.  Crean juntos el Arco-Iris o el barquito de papel que les he recomendado. Incluso me hacen manualidades o, con tan sólo dos años, me  retratan dibujando su primera nariz. Y en esa estrella, corazón, punto y raya, me siento la persona más bella y querida del mundo.

16910725_10211621715768157_670394133_o

¿Cómo no me van a brillar los ojos y la voz cuando les cuento? Sólo puedo decir gracias. Gracias por dar tanto valor a lo que hago, a lo que hacemos, por dar sentido a tanto esfuerzo. Les quiero querido público, queridas familias, queridos amigos y amigas.

«FUENTE DE INSPIRACIÓN”

Un impulso para continuar

31 de Diciembre, se apagan los días de 2016 para dar paso al nuevo año. Éste que se agota ha sido excepcional y explosivo. Muchos retos, muchos sueños cumplidos, algunos naufragados, y muchos “en cola” esperando su turno.  Un 2016 sorprendente: La agenda a reventar, el sobre esfuerzo traducido en dolor,  la expansión por las islas, la libertad creativa en acción, el blog acompañándome a cada paso, el pánico escénico, los abrazos al terminar de contar, aprender que en la derrota también hay éxito,  las manos amigas, salir a flote en las adversidades del hogar sin salvavidas, “carretera y cuento” , compartir con otros narradores y narradoras en la Escuela de Verano de AEDA,  otros guerreros y guerreras, que como yo, hacen de la utopía realidad con cada palabra dicha.

2017 se presenta lleno de posibilidades y alguna que otra meta ambiciosa que alcanzar. Deseo seguir creciendo junto a ustedes, aunque este año, quizás a un ritmo más lento, porque quiero vacaciones, días de sofá, café con amigos, paseos junto al mar, spa y mojitos, crear sin plazos, aburrirme, revolcarme con mi hijo por el suelo sin prisas, hacer bizcochos, abrazar a mi marido sin que el cuerpo agotado duela; en definitiva estar plenamente presente en mi vida, además de en mi profesión.

Me siento agradecida, bendecida, recompensada por tantos años de “dura siembra”. Agotada también. Estos últimos días el trabajo, de este año intenso, me ha pasado factura hasta el punto de estar al límite, de no poder sonreír más sin desfallecer. Y en ese punto recibí este mensaje a través de mi página profesional de Facebook:

“Buenos días.

Mi nombre es Marta López y soy profe de M&M. Quería agradecerte, a nivel personal y profesional, el trabajo que realizas…Es una guía, un referente, una fuente de inspiración. De parte de mis pequeños artistas y mía propia, ¡Felices Fiestas!”

A este mensaje adjuntaba un vídeo, bajo estas líneas,  en el que sus alumnos y alumnas de la Escuela de Música popular de la Victoria de Acentejo, recreaban con un toque personal y tierno,  una propuesta escénica que hice de ““Canción para dormir a un cocodrilo” de Liliana Cinetto (“Problemas en el ropero y nuevos versos diversos”. DIEGO PUN EDICIONES) Compartido hace unos meses por este medio.Mi cocodrilito

Cuando leí esto, y contemplé con orgullo a esos pequeños, mis dudas que navegaban en el cansancio a sus anchas, se esfumaron. Y sentí que todo el esfuerzo tenía su recompensa, ya que uno de los principales objetivos de lo que hago es que “roben, copien y repitan” lo que les guste de mis propuestas. Ser vuestra inspiración me inspira. Cuando comparten conmigo estas cosas me llenan el corazón de amor, que es lo único que necesito para seguir.

GRACIAS. Gracias Marta, gracias a todos y a todas por quererme tanto y bien. Ustedes también son mi familia. Nos vemos en nada.

/

La Biblioteca: un buen plan

Celebración del Día Internacional de las Bibliotecas 2016

20161024_181740

El pasado 24 de Octubre se celebró el Día Internacional de las Bibliotecas  y, para festejarlo, se desarrollaron diversas actividades en ellas como talleres, sesiones de narración oral, espectáculos, etc.  Yo estuve contando para bebés en la Biblioteca Municipal de Adeje casco y fue muy especial. No sólo porque la sesión se desarrollara de forma orgánica y agradable, los bibliotecarios fueran un encanto y se realizara con éxito la primera sesión de Bebecuentos del municipio, sino también por el ratito compartido con mi familia entre libros y risas como usuarios de este mágico espacio.

Y es que las bibliotecas en los últimos tiempos han dejado de ser sólo salas de estudio y préstamos literarios, para convertirse en un lugar para el encuentro y el intercambio socio-cultural entre los que acuden, pequeños o grandes .

Ya no es inusual que se rompa el silencio y la quietud propia de este lugar para dar paso a un espacio flexible y dinámico, que se transforma, adapta y muta para acoger una programación cultural regular y variada, convirtiéndose en muchos casos en referentes de ocio de calidad. Este es el caso de la Bibliotecas Municipales de Santa Cruz,  la Biblioteca Pública del Estado de Santa Cruz de Tenerife y la Biblioteca Pública Municipal de La Laguna. En estos espacios tengo la suerte de trabajar durante todo el año con sesiones de cuentos, talleres y otras actividades artísticas, compartiendo con el público y el personal encargado experiencias de esas que dejan contento al corazón.

Y, aunque en ocasiones se nos pase, esto no sería posible sin la figura del bibliotecari@. Son el alma de las bibliotecas, son mag@s,  sabi@s, guerrer@s que lidian entre la administración, los profesionales y los usuarios para hacer de su lugar de trabajo un lugar habitable, acogedor, amigo. Al menos yo cuando cuento allí me siento como en casa.

Las bibliotecas, éstas y todas, siempre son un buen plan. Un lugar donde leer, imaginar,escuchar, comunicar, socializar, emprender y soñar solos o en compañía… Así que amig@s, por allí nos vemos.

Mi cocodrilito

Poesía en movimiento II

«Problemas en el ropero y nuevos versos diversos» es un libro editado por DIEGO PUN EDICIONES  que no debe faltar en la biblioteca familiar.

                               9788493819194liliana
Con  una escritura fresca y dinámica Liliana Cinetto nos cuenta, en clave de poesía, historias curiosas de animales, fantasmas, princesas y hasta las aventuras de un “ombligo paseandero”.

Este pequeño libro, de páginas coloridas, está magistralmente ilustrado por Nareme Melián. A Liliana tuve la suerte de saludarla en la edición 2015 del Festival Internacional del Cuento de Los Silos, Tenerife, en el que me firmó mi ejemplar. Ahora me falta que el amigo y admirado compañero Nareme haga lo mismo, en este pequeño tesoro que albergamos en casa.

Como profesional, trabajo varios poemas de este texto. Hoy muestro en este vídeo “Canción para dormir a un cocodrilo”. Lo que se produce en las sesiones de Bebecuentos cuando la comparto es pura magia. Las familias acunan a sus bebés mientras cantan y dibujan en el aire los gestos propuestos. Y cuando el “cocodrilito” se duerme, el bullicio de pequeños y grandes cesa, se hace el silencio, y esperan con paciencia a que les toque dar el beso de buenas noches a este diminuto amigo.